miércoles, 14 de noviembre de 2012

TABER REVIEW: HEROES DEL SILENCIO: EL ESPÍRITU DEL VINO




 Hay momentos en la adolescencia que,sin saber muy bien la razòn, se te quedan clavados en la memoria,aunque ya hayan pasado un poco màs de 20 años.

 El mes de mayo de 1993 estaba llegando a su fin y el walkman que aquella vez me acompañaba en algùn viaje ya habìadado cuenta de mis cintas de Queen,Kiss,Nirvana y Helloween, y mientras mis acompañantes aprovechaban para separarse y fumar algùn cigarrillo en la ùltima fila del autobús ,yo buscaba algo de actualidad en la radio. La casualidad quiso que en ese instante el locutor anunciara la presentaciòn del adelanto del nuevo álbum de los Heroes del Silencio. El contundente riff de “Nuestros Nombres”,empezò a sonar en mis oìdos y todo lo demàs pasò a segundo plano.

Habìan pasado casi tres años desde que su segunda entrega “Senderos de Traiciòn”,se hiciera un hueco entre el bombardeo grunge que empezaba a llegar desde Estados Unidos  para la nueva audiencia rockera y terminara de enterrar los ùltimos coletazos de la “movida” para los consumidores de mùsica de usar y tirar. Ambos bandos se habìan visto abducidos con himnos como “Entre dos tierras” o “Maldito duende” que hicieron que muchos comenzaran a descubrir a un grupo que desde el underground màs oscuro de finales de los ochentas logrò alcanzar lo que tantos otros no les perdonarìan jamàs: el apoyo de los grandes medios, las grandes compañìas y el gran pùblico.

El èxito fue rotundo y se fueron afianzando en giras donde los cuatro hèroes mostraban lo que siempre fuè su punto fuerte: una abrumadora actitud (tildada muchas veces de soberbia) hasta entonces nunca vista con una banda que cantara en español,ademàs de una gran fiereza en directo que distaba mucho de la pulcritud plasmada en sus discos…hasta ese momento.

Lo que no se esperaban ni seguidores ni detractores (similares en nùmero), era que el continente europeo, bastiòn inexpugnable para cualquiera que no hablara la lengua de Shakespeare,tambièn cayera rendido a una banda que utilizaba el castellano…como lo utilizaba.

Mientras que su patria,España,alucinaba con el lanzamiento de  la ediciòn limtada en directo “Senda 91”, Suiza,Alemania o Austria Bebìan a borbotones las primeras giras de los hèroes. Ya en 1992 se dedicaron por entero a sembrar una semilla en vivo que acabarìa  cosechando sendos discos de oro en Italia y Alemania y actuaciones memorables como el lleno en el Marquee londinense,ademàs de los primeros asaltos al continente americano.

La leyenda de lo que todavía era un romàntico pirateo comenzaba a escribirse para HDS a ambos lados de los Pirineos,porque muchos nos hicimos con una copia de aquel “limtado” directo (gracias como siempre,al Tianguis del Chopo) y todos nos hemos interesado por algunas de esas grabaciones caseras de sus primeras incursiones europeas y americanas.


 La conversión de la banda en un ìcono no habìa hecho màs que comenzar. Las comparaciones con The Mission,los primeros U2, The Cult o Led Zeppelin oban y venìan en al critica especializada que no tardarìa,para bien o para mal, en hallar un comùn denominador a la unìon de raices gòticas, post- punk y hard rock sobre las que se construyò el sonido de Heroes del Silencio y de la consiguiente oleada de bandas que tratarìan de imitarlos en su tierra (Las Novias,Los Niños de Brasil) Su enorme influencia ha llegado hasta el dìa de hoy en muchìsimas bandas allende su madre patria.

Phil Manzanera (Roxy Music), responsable del endurecimiento  guitarrero que llevò a HDS del pop-rock de “El Mar no Cesa” al ya citado “Senderos de Traiciòn” y tambièn de abrir las puertas de los escenarios al grupo en un primer momento- volvió a ponerse a los mandos de la producción de que serìa su tercer álbum “El Espíritu del Vino”.

Los estudios Gallery y Metròpolis, en Londres, vieron còmo se daba forma a un disco doble que confirmaba que nos hallàbamos ante una banda especial, en constante evoluciòn y sin miedo a nada. Un `álbum màs duro, màs agresivo y rockero y a la vez màs espiritual gracias a una marcada influencia oriental que ya entonces empezaba a mezclarse con la pasiòn que el grupo absorbiò en nuestro continente. Precisamente en este momento sesuamrìa un quito hèroe ( el gran olvidado en la gira de reuniòn del 2007), Alan Boguslavsky,para dar el necesario apoyo de guitarra rítmica.

El disco fuè presentado a toda Europa desde Berlìn el 3 de junio de 1993 dentro del festival “ Ich Hen Ein Auchlander” y los resultados volvían a superar todas las expectactivas para una banda hispanoparlantes al romper las listas de ventas en España,Alemania,Suiza y Mèxico de manera inmediata.

Aunque no estuviera dentro de los cinco singles que se llegarìan a extraer del álbum: “El Camino del Exceso” seria un tema capital a la hora de entender  el disco  todo lo que rodeaba al grupo, cuyas giras superaban el centenar de actuaciones en todo el mundo y que una tras otyra iban minando la relaciòn entre sus miembros,como pasò sobre todo al concluis “La Gira del Exceso”.

Dentro de ese inmenso tour, el 2 de noviembre de 1993 las càmaras de televisión alemana SWF3 registraron  la actuación que el grupo, en el que quizá fuera su mejor momento,ofreciò en Koblenz. La grabaciòn, en la versiòn emitida por dicho canal, pronto pasarìa a convertirse en uno de los objetos de colecciòn más cotizados de  la banda, bautizado como “Conquistadores…Live2. y para ya hace un poco màs de un año,se habrpa materializado el lanzamiento de “Live in Germany”, la versiòn oficial,cmplñeta y cuidada del concierto de Koblenz,en tres formatos, sumando DVD y vinilo al clàsico CD. Volvemos pues a paladear la mejor versiòn de Hèroes del Silencio y a comprobar la enorme conexiòn que lograron con el Publico alemàn.

Aunque algunos cataloguen “Avalancha” còmo su álbum màs rockero,de la mano del productor Bob Ezrin, “El Espìritu del Vino”, marca el punto de creatividad màs alto  en todos los sentidos de esta gran banda española. Es difícil que un fan  eche de menos “Rueda Fortuna” cuando tiene delante “Los Placeres de la Pobreza” o “Sirena Varada” por ejemplo, a lo que se añade un halo de misticismo que sòlo Hèroes del Silencio ha sabvido defender con seriedad.

Por cierto,todos los miembros,salvo Bunbury; empiezan a hablar abiertamente acerca de la posibilidad de reunirse para volver a grabar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario